#Cuba: Internet y las zonas wifi

1-La-Internet-y-la-WiFi-en-Cuba.-Final

Por Yailin Orta Rivera, especial para la Mesa Redonda
Fotos: Roberto Garaicoa

¿Cuál es la distribución de las zonas wifi en el país? ¿Han evaluado disminuir las tarifas de acceso a Internet? ¿Mejorará la calidad de la infraestructura tecnológica de estos servicios?, fueron algunas de las interrogantes a las que respondieron directivos de Etecsa en la segunda edición de la Mesa Redonda dedicada a los servicios de Internet y las zonas wifi en Cuba.

De la wifi, un proyecto que comenzó en julio de 2015 con 35 puntos, que cerró en diciembre con 65 puntos de acceso y este año crecerá en 80, el ingeniero Lázaro Vázquez detalló que hay distribuidos unos 3 por territorio, y que se ha priorizado La Habana y las cabeceras provinciales en esta primera etapa.

Jorge Luis Legrá, director de Programas Estratégicos de Etecsa, especificó que la empresa no desconoce que los precios influyen en el acercamiento a esta tecnología, y que la intención siempre ha estado en función de disminuirlos, lo cual lo evidencia el hecho de que los precios de acceso a Internet estuvieron en un primer momento a 4,50 cuc la hora, y que se redujo en solo dos años en más de un 50 por ciento a 2 cuc.

“Entiendo que las personas todavía los consideren caros, pero en la misma medida en que se diversifiquen las vías de acceso con las salas de navegación, las zonas wifi, los móviles, el correo y desde la casa, y aumenten los consumos, se harán las evaluaciones pertinentes para que sean modificados”.

Sobre la posibilidad de ajustar las tarifas al consumo de datos, aclaró que ese análisis se consideró cuando se crearon las zonas wifi, pero que coincidieron en que en esta primera etapa, en la que las personas se familiarizan con este tipo de tecnología, era mejor no establecerlo así, sino esperar a que exista una mayor familiarización para que el cliente entienda la transformación de los precios no a partir del tiempo sino de los megabytes que consuma.

De las transformaciones que hicieron en la madrugada de este jueves para fortalecer la plataforma de correo electrónico @nauta.cu y @enet.cu, precisó que todo salió exitosamente.

Compartió que este esfuerzo respondió al propósito de ganar en seguridad y mayor robustez del servicio, para evitar percances como los que afrontaron en las últimas semanas de noviembre de 2015, y por los cuales tomaron medidas para compensar a los usuarios afectados por las dificultades técnicas que provocaron interrupciones.

Randy Alonso, director y moderador de este espacio, reconoció esa decisión inédita de Etecsa, en la que realizó una recarga de 2 horas, equivalentes a 4 pesos cubanos convertibles, a los clientes con cuentas permanentes nauta que al menos tuvieron una conexión durante el período que duró la inestabilidad en este servicio. Igualmente, a los que accedieron al correo electrónico desde el celular, les adicionó al saldo el consumido durante esos días por concepto de intento de acceso al servicio.

Por su parte, el ingeniero Eliécer Samada se detuvo en que los 600 megabytes es la estadística de consumo actual que se hace de forma diaria, porque Etecsa dispone de mayor capacidad, lo cual tecnológicamente hace sostenible que se abran 80 nuevas zonas wifi este año.

Para la garantía de una mejor conexión, especificó que existen determinados requerimientos técnicos que lo facilitan, como el hecho de que quien disponga de aparatos más robustos, tendrán mayores posibilidades de conectarse en 5 gigas. Al tiempo que aclaró que hoy el 82 por ciento de las conexiones se hacen en 2,4 gigas. “Las personas que tienen tabletas y laptop tienen mayores posibilidades de conectarse en 5 gigas”.

Alertó que hay personas inescrupulosas que están robando las credenciales de algunos usuarios y agotan su cuenta o las revenden. Ese cliente, precisó, cuando logra darse cuenta de lo que le pasó no sabe a quién reclamarle, y el sistema no detecta ese proceder porque no hay anomalía en el acceso.

También sostuvo que se comprobó, en dos parques ubicados en el Vedado y en Miramar, que varios televidentes señalaron que en estos se estaban dando problemas con la conexión, que el empleo del connectify por algunos clientes estaba generando interferencias y provocaba las desconexiones.

Igualmente precisó que el usuario que se aleje de la zona wifi, automáticamente se desconecta del servicio, que no puede temer a que se siga agotando su consumo.

Eliécer Samada comentó que “si radiábamos sectores más amplios con la wifi tendríamos menos calidad de servicio, y lo que queremos es seguir abriendo áreas manteniendo la calidad del servicio”.

Jorge Luis Legrá puntualizó que Etecsa tiene 6 programas de trabajo para impulsar el uso de las tecnologías, y entre ellos se encuentra la conectividad de las entidades, lo cual se planificó para un período de 5 años.

En 2015, destacó, se previó ampliar la conectividad en 141 entidades, de las cuales se le otorgó especial prioridad al Minsap, al Minjus, al MES, al Mined, al Mincult, al MFP y al Banco Central de Cuba. Y posteriormente se incorporaron otros organismos, órganos y entidades como el Mintur, la Fiscalía General, el Ministerio de la Agricultura, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, BioCubaFarma y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

“Durante el proceso inicial de conciliación de demandas con los organismos a nivel central se fueron definiendo las entidades a trabajar en el 2015, así como la línea de expansión de los servicios de datos en el período 2016 -2020. Y al concluir el año, el proyecto superó significativamente su alcance, ya que de 141 entidades previstas inicialmente se trabajó finalmente en 764, y además se incluyeron otros organismos y órganos como el ICRT, el Minrex, CACSA, y los Joven Club”.

En el caso de las universidades, enfatizó en que “el año pasado terminamos de conectar por fibra óptica a todos los centros de altos estudios. Nos quedaron pendientes el ISDI, el Instec y la Universidad de Moa. Los dos primeros institutos los conectamos en el primer trimestre, y el que queda pendiente lo debemos terminar en este primer semestre del año”.

Del proyecto Acceso Internet en los hogares, subrayó que para el 2016 tienen previsto lograr dos objetivos fundamentales: migrar el acceso conmutado a  tecnología ADSL y realizar la prueba piloto en dos mil casas del Centro Histórico de La Habana Vieja mediante tecnología de acceso por fibra óptica FTTx y la utilización de la tecnología ADSL.

De lo realizado en La Habana Vieja, argumentó que durante 2015 se diseñó la solución técnica y se aprobó la propuesta para emplear FTTc (fibra hasta el gabinete) y FTTh (fibra hasta la casa); y se realizó además la homologación técnica, lo cual se coordinó con el Plan Maestro y la dirección de inversiones de la Oficina del Historiador de La Habana.

Para el 2016, dijo, se encuentra en fase de implementación la solución aprobada, entre lo que se encuentra la emisión de tareas técnicas y proyectos de cada especialidad, la entrada de equipamiento al país, trabajos en la red de telecomunicaciones y la ejecución de la fibra óptica de acuerdo a lo previsto.

Además de la solución presentada, se incluyeron dentro de la prueba del Centro Histórico, a 10 entidades que forman parte del proyecto priorizado de conectividad a estos centros y se prepara la infraestructura técnica para 3 plazas que pueden formar parte del despliegue del sistema wifi en áreas públicas.

Ante otra interrogante de los televidentes, el ingeniero Lázaro Vázquez sostuvo que la empresa está trabajando para desarrollar una nueva aplicación informática sobre el sistema operativo Android para que de forma segura, los usuarios puedan acceder de forma rápida  a la recarga de las cuentas permanentes.

También explicó que el acceso a la información que está en punto cu, que forma parte de la Intranet,  está accesible desde todos los servicios de acceso a la red y se favorece con una tarifa diferenciada.

Asimismo, puntualizó, Etecsa está buscando la manera de ofrecer estos servicios en cuc y cup para facilitar el pago de los usuarios.

Del acceso a la tecnología para sostener estos servicios, Jorge Luis Legrá informó que toda hay que adquirirla en el exterior, porque ninguno de estos componentes se produce en Cuba. “Para ello nos hemos tenido que asociar con proveedores extranjeros, y hasta el momento se nos ha vetado la tecnología norteamericana y aquella que tenga más de un 10 por ciento de producción norteamericana”.

Comentó que han conversado con compañías de Estados Unidos, pero que esta realidad hasta el momento no la han trasformado, al tiempo que “participamos en el proyecto de Kcho, que vincula arte con tecnología. Nosotros lo proveímos de la tecnología, y Google de contenido”.

947
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *