Denuncian bloqueo de EE.UU. contra Cuba en Conferencia Mundial de Internet

Wilfredo González Vidal, viceministro primero de Comunicaciones de Cuba, denunció los efectos del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba, al intervenir en la Sexta Conferencia Mundial de Internet, en Wuzhen, China.

Wilfredo González Vidal, viceministro primero de Comunicaciones de Cuba, denunció los efectos del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba, al intervenir en la Sexta Conferencia Mundial de Internet, en Wuzhen, China.

González Vidal intervino este lunes en la mesa redonda “El rol del gobierno en la construcción de una sociedad inteligente”.

El viceministro explicó que en el 2017 el Gobierno cubano aprobó el documento La política integral para el perfeccionamiento de la informatización, con el objetivo de priorizar la informatización y la ciberseguridad del país.

Igualmente, expresó que para la nación caribeña su principal recurso es el capital humano para desarrollar una sociedad justa, moderna y sostenible, sobre todo los jóvenes, quienes ponen sus conocimientos sobre las nuevas tecnologías en función del país.

La Sexta Conferencia Mundial de Internet se extenderá por tres días en esa nación asiática bajo el lema “Inteligencia, conectividad, apertura y cooperación: construir conjuntamente una comunidad de futuro compartido en el ciberespacio”.

Cuba denuncia el Bloqueo Norteamericano en Congreso Extraordinario de la Unión Postal Universal

El viceministro de Comunicaciones de Cuba, Rafael Solís Martínez, durante sesión plenaria del 3er Congreso Extraordinario de la Unión Postal Universal (UPU), denunció el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos y la activación del título III de la Ley Helms-Burton

El viceministro de Comunicaciones de Cuba, Rafael Solís Martínez, durante sesión plenaria del 3er Congreso Extraordinario de la Unión Postal Universal (UPU), denunció que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos y la activación del título III de la Ley Helms-Burton, deviene en el principal obstáculo para la plena modernización y desarrollo del Correo cubano y expresó el apoyo de Cuba en el fortalecimiento de la Unión Postal Universal (UPU) como organismo intergubernamental del sector postal.

El 3er Congreso Extraordinario de la Unión Postal Universal (UPU) tiene lugar en el Centro Internacional de Conferencias de Ginebra, Suiza del 24 al 26 de septiembre de 2019.

Declaración política de Cuba en el 3er Congreso Extraordinario de la Unión Postal Universal (UPU)

Cuba se encuentra inmersa en la actualización de su modelo económico, que tiene como propósito lograr un sistema productivo eficiente y sostenible donde las comunicaciones por correo postal representan un importante eslabón.

Es voluntad de nuestro gobierno la modernización e informatización del correo en el desarrollo local, para ello realiza notables esfuerzos en la implantación de tecnologías y la automatización de todos los procesos vinculados a la prestación del Servicio Postal Universal.

Dicha tarea es obstaculizada, por el bloqueo económico, comercial y financiero que el gobierno de los Estados Unidos impone contra la isla y la activación del título III de la ley Helms Burton, que esta delegación condena, pues constituyen una violación al derecho internacional, y afecta no solo a la soberanía de Cuba, sino a terceros países.

 

En este contexto el operador postal cubano ofrece un servicio accesible, trabaja por modernizarlo y hacerlo más dinámico y como parte del proceso de actualización de las normas jurídicas nacionales, recientemente fueron aprobadas las líneas generales de desarrollo postal, ajustadas a las prioridades de cooperación en esta esfera, que incluye además aquellos proyectos relacionados con el comercio electrónico.

El correo postal enfrenta los desafíos devenidos del desarrollo tecnológico, la comunicación electrónica a escala global, las desigualdades económicas y los cambios constantes y agigantados al interior de las comunicaciones, son motivaciones suficientes que ameritan que se genere, mediante la convergencia de objetivos comunes, una hoja de ruta para el sector.

Consideramos que la modernización y el desarrollo postal descansan esencialmente en la unidad de acción y capacidad de iniciativa, innovación y diversificación de todos sus actores, compartir experiencias en temas como la infraestructura postal y el mejoramiento de los servicios.

En este sentido la Unión Postal Universal tiene un importante rol que cumplir para continuar siendo la principal organización intergubernamental en la cual los Estados Miembros, trabajen mancomunadamente, en conciliar intereses y lograr una posición común en medio de la diversidad, en pro del crecimiento y el desarrollo sostenido, que permita enfrentar con éxito los retos que tiene el correo y facilitar el acceso universal al mismo.

Es por ello que la isla tiene un gran compromiso con la defensa del multilateralismo en este sector, y con apoyar a la UPU como agencia intergubernamental del sistema de naciones unidas que debe fortalecerse y no debilitarse.

En este noble empeño, la Unión Postal Universal podrá contar siempre con la colaboración de Cuba.

La delegación cubana l esta integrada , además por el, el director de Regulaciones del Ministerio de Comunicaciones, Wilfredo López Rodríguez; el presidente del Grupo Empresarial Correos de Cuba (GECC), Carlos Jesús Ascencio Valerino; el director de Calidad y Desarrollo del GECC, Raúl Marcial Cortina Parapar y el director de Relaciones Internacionales del GECC, Reinaldo Florentino Rodríguez Lavado.

 

Denuncia Cuba uso hostil de telecomunicaciones por parte de EE.UU.

El director de Informática del Ministerio de Comunicaciones de Cuba, Miguel Rodríguez, denunció este lunes el uso hostil de las telecomunicaciones que hace Estados Unidos con el propósito de subvertir los ordenamientos jurídico y político de la isla

El director de Informática del Ministerio de Comunicaciones de Cuba, Miguel Rodríguez, denunció este lunes el uso hostil de las telecomunicaciones que hace Estados Unidos con el propósito de subvertir los ordenamientos jurídico y político de la isla, reporta la agencia Prensa Latina.

Tales acciones constituyen una violación a los propósitos y principios de la Carta de la ONU y el derecho internacional, recalcó Rodríguez en la primera sesión de un grupo de trabajo de la Asamblea General sobre avances en la esfera de la información y las telecomunicaciones en el contexto de la seguridad internacional.

Cuba se opone a las medidas unilaterales que impiden el acceso universal a los beneficios de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), en particular al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington contra la isla, subrayó.

Mediante transmisiones radiales y televisivas ilegales se agrede desde el exterior de modo permanente el espacio radioeléctrico cubano y se difunden programaciones especialmente diseñadas para incitar al derrocamiento del orden constitucional establecido por el pueblo, señaló.

Como promedio, detalló, durante el 2019 se transmitieron de manera ilegal contra Cuba mil 865 horas semanales a través de 21 frecuencias desde el territorio de los Estados Unidos, en contravención de los propósitos y principios de la Carta de la ONU, el derecho internacional y las disposiciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Exhortamos, una vez más, a que se ponga fin de inmediato a estas políticas agresivas y lesivas a la soberanía de Cuba, que resultan, además, incompatibles con el desarrollo de vínculos respetuosos y de cooperación entre los Estados”, agregó.

Según expuso, resulta muy grave que el Gobierno norteamericano autorizara en septiembre de 2018 el uso de armas cibernéticas ofensivas y operaciones ciberofensivas, incluido la posibilidad de llevar a cabo ataques cibernéticos preventivos para disuadir a sus adversarios.

Rechazamos estas doctrinas agresivas, que consideran el uso de la fuerza como una respuesta legítima ante un ataque cibernético. Es inaceptable que un Estado, sin evidencia alguna, determine una fuente potencial de amenazas derivadas del uso de las TIC y emprenda un ataque punitivo”, señaló.

Las tecnologías de la información y las comunicaciones deben ser utilizadas de manera pacífica, por el bien común de la humanidad y para promover el desarrollo sostenible de todos los países, recordó el funcionario cubano.

Esperamos que este grupo acuerde reglas, normas y principios de un comportamiento responsable de los Estados en la esfera de la información, y el establecimiento de arreglos institucionales eficaces para abordar esta problemática dentro de la ONU, apuntó.

Por medio de las discusiones aquí se espera llegar a un entendimiento internacional común sobre las amenazas actuales y potenciales en la esfera de la seguridad de la información y las posibles medidas de cooperación para hacerles frente, agregó.

A juicio de Rodríguez, este proceso intergubernamental podrá contribuir a adoptar un instrumento internacional jurídicamente vinculante que permita dar respuesta efectiva a los significativos vacíos legales que hoy existen en el contexto de la ciberseguridad.

Cuba denuncia impacto de Ley Helms-Burton en foro mundial de Telecomunicaciones

Cuba participa en la sesión anual del Consejo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) que se celebra en Ginebra, Suiza, del 10 al 20 de junio de 2019, donde su delegación denuncia la política agresiva e injerencista de Estados Unidos hacia la nación caribeña y el impacto, fines y consecuencias de la Ley Helms-Burton y el recién aprobado título III de esa legislación extraterritorial y genocida.

Isabel Greenup Lozada, directora de Relaciones Internacionales del Ministerio de Comunicaciones, representa a la mayor de las Antillas en el cónclave, que brinda seguimiento a los acuerdos adoptados durante la Conferencia de Plenipotenciarios de la UIT en 2018 en Dubái, según una nota a la prensa difundida hoy por el organismo.

Igualmente interviene en puntos de la agenda vinculados a temas medulares como el fortalecimiento del rol de la organización en la ciberseguridad, las políticas públicas de Internet y la asignación de fondos para los países menos adelantados, en vías de desarrollo, países en desarrollo sin litoral y pequeños estados insulares en desarrollo.

La directiva sostuvo un encuentro con Houlin Zhao, secretario general y el vicesecretario general de la UIT, donde resaltó la importancia de continuar fortaleciendo las relaciones entre ambas partes, trasladó los avances en el proceso de informatización de la sociedad cubana y el apoyo e impulso de la dirección del país para masificar el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y a elevar el bienestar de la población y acelerar su desarrollo económico.

Ministerio de Comunicaciones Cuba@MINCOMCuba
 

La directora de Relaciones Internacionales y Comercio Exterior del @MINCOMCuba @verdelevado sostuvo un encuentro con el secretario general y el vicesecretario general de la Unión, Houlin Zhao https://bit.ly/2XnacZ2 

Ver imagen en Twitter
Ver los otros Tweets de Ministerio de Comunicaciones Cuba
 
 

Se refirió al programa de desarrollo estratégico del país hasta el 2030, que incluye a las TIC como un sector que tributa directamente al desarrollo económico y social y las dificultades y afectaciones que se están enfrentando en su desarrollo por el recrudecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por los Estados Unidos a Cuba, agravado recientemente con la aplicación de la Ley Helms-Burton y su título III.

Greenup Lozada trasladó el concepto de una soberanía tecnológica que garantice el uso apropiado de estas tecnologías al servicio de los intereses nacionales, y ratifica la preocupación de Cuba sobre los riesgos que traen para la Humanidad por el empleo encubierto e ilegal, por individuos, organizaciones y Estados, de los sistemas informáticos de otras naciones para agredir a terceros países, así como el uso de las TIC.

Houlin Zhao reconoció las afectaciones que trae para el pueblo cubano y su desarrollo el bloqueo de los Estados Unidos, por el que se ha transitado durante un largo tiempo y por varios presidentes, precisa la nota.(Agencia Cubana de Noticias)

Denuncia Ministerio de Comunicaciones de Cuba Perfil Falso del Ministro

 

Estimados amigos y seguidores, este perfil es falso, no es el perfil de nuestro Ministro de Comunicaciones.
le pedimos por favor que compartan la denuncia.
Raúl Capote Fernández
Director, Dirección de Comunicación Institucional
Ministerio de Comunicaciones

Cuba denuncia daños del Bloqueo de Estados Unidos

Entre abril de 2017 y marzo de 2018 se recrudeció la política de Estados Unidos hacia Cuba y la agresión y el cerco económicos costaron al país caribeño más de 4 321 millones de dólares, que llevan a un total de 933 678 millones el costo de las pérdidas sufridas por la Isla en casi seis décadas de aplicación del bloqueo, de acuerdo con estimaciones oficiales reveladas este viernes en La Habana.
En su informe anual sobre los daños que provoca a Cuba el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos desde hace 60 años, el Ministerio de Relaciones Exteriores señala que la administración Trump “impuso un serio retroceso a las relaciones” bilaterales, luego de la reanudación oficial en 2015 bajo los gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro.
En 2017 Trump firmó el “Memorando presidencial de seguridad nacional sobre el fortalecimiento de la política de EE.UU hacia Cuba”, un documento que implicó el endurecimiento del bloqueo. Cinco meses después, los departamentos estadounidenses de Comercio, Tesoro y Estado emitieron nuevas regulaciones y disposiciones para dar cumplimiento a ese memorando.
Las medidas aplicadas consecuentemente restringieron a un nivel mayor el derecho de los estadounidenses a viajar a Cuba e impusieron trabas adicionales a las limitadas oportunidades del sector empresarial de Estados Unidos en la Isla.
Entre sus consecuencias han estado la baja en las visitas a Cuba desde Estados Unidos y mayores obstáculos a las relaciones entre empresas cubanas y potenciales socios de Estados Unidos y de terceros países.
Esas medidas -advierte el informe- afectan no solo a la economía estatal cubana, sino también al sector no estatal del país, e incluso a otras naciones dado su carácter extraterritorial.
El informe, que respalda un proyecto de resolución propuesto por Cuba a la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la necesidad de poner fin al bloqueo, estima en 933 678 millones de dólares los daños por esa política a lo largo de 60 años, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional.
A precios corrientes, el bloqueo ha provocado a Cuba perjuicios cuantificables que superan los 134 499 millones de dólares, indica el texto.
El documento detalla las afectaciones sufridas por la Isla en distintos sectores, desde la alimentación, la salud y la educación, al comercio exterior y las finanzas, entre otros.
Para Cuba, esa política estadounidense es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todo el pueblo cubano y califica como acto de genocidio, en virtud de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio, de 1948.
La denuncia, además, como violatoria de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, y como un obstáculo para la cooperación internacional.
El 31 de octubre próximo la Asamblea General de las Naciones Unidas votará nuevamente un proyecto de resolución sobre la necesidad de poner fin al bloqueo, propuesto por Cuba.
Será el vigesimoséptimo año consecutivo en que se realiza la votación de la iniciativa, que desde 1992 ha ganado anualmente el respaldo mayoritario en el principal órgano deliberativo de las Naciones Unidas.
En los tres últimos años, 191 de los 193 estados miembros de la ONU apoyaron el proyecto. La votación de 2017 solo registró la oposición de Estados Unidos e Israel.
(Con información de Prensa Latina y Cubaminrex)

Carta enviada por el Embajador de Cuba en Austria Juan Antonio Fernández Palacios a la redacción del periódico austriaco Die Presse

Viena, 26 de abril del 2018.

Estimado Director de Die Presse:
Por la responsabilidad que me atañe, acostumbre a leer casi todo lo que se publica en Austria en relación con Cuba. Suelo digerir con mayor o menor gusto las cosas que leo y pocas veces escribo a algún periódico. Hoy lo hago por la sensación de verdadera repugnancia que me ha dejado el artículo Raúl Castro, el tiranosaurio Rex cubano, del periodista Thomas Vieregge, publicado por Die Presse, el pasado 17 de abril.
Como ciudadano, revolucionario y diplomático de carrera, concuerdo que la libertad de expresión y de prensa resultan derechos fundamentales a ser ejercidos en cualquier sistema democrático, pero las mismas no se pueden convertir en escudos que cobijen la blasfemia y la ofensa. La posibilidad de decir lo que se piensa desde una redacción estará siempre limitada por un derecho superior: el del honor, la decencia y, sobre todo, por el de la responsabilidad. No se puede pretender dirigir dardos tan envenenados de prejuicios, demagogia y mentiras contra un pueblo y su nación sin que se reciba la respuesta adecuada.
Podría llenar varias cuartillas con datos y hechos sobre lo que ha significado la Revolución Cubana en materia de salud, educación, seguridad social, alimentación, desarrollo cultural y humano, y sobre todo independencia, libertad y dignidad para los cubanos y cubanas. Pero creo no hace falta. Eso lo conoce bien el señor Vieregge aunque lo silencie y omita por sus prejuicios ideológicos.
Ningún proceso histórico, mucho más de carácter revolucionario y socialista, puede ser mantenido en el tiempo por capricho de nadie ni por el supuesto actuar “represivo” de alguna de sus instituciones. Requieren, por encima de todo, el apoyo y consenso del pueblo. Lograr el respaldo de una nación entera y preservarlo invariable durante casi 60 años no es cuestión de discursos o carismas. Si hoy en Cuba, hay Revolución Socialista, si nuestros líderes principales han sido Fidel y Raúl Castro, si tenemos un sistema democrático auténtico que se refrenda en nuestra Constitución, y si ahora existe un cambio generacional en la dirección del país que implica continuidad de nuestro proyecto político y social, se debe únicamente a la decisión y voluntad soberana del pueblo cubano, suficientemente libre, educado, heroico y culto como para saber definir su propio destino.
Cuba no es ese país que de modo grotesco reseña en su artículo señor Vieregge. La afirmación de que nada ha cambiado en Cuba en sesenta años es propia de alguien que, con toda intención ideológica, ha tenido el propósito de pisotear su propia ética profesional, echar al cesto de la basura el mandamiento sagrado de la objetividad que debe presidir la labor periodística y burlarse de los lectores, para arremeter contra un país que ha tenido que labrarse su propio camino durante más de medio siglo a base de sacrificio y dignidad frente al bloqueo económico más férreo y duradero de la historia impuesto por la primera potencia mundial que, entre otras cosas, impone límites a la libertad de comerciar y relacionarse en materia cultural, técnica y académica del pueblo cubano con otras naciones, incluyendo Europa. Y este hecho, tan obvio y ostensible, unánimemente rechazado cada año por la comunidad internacional, es ignorado de manera alevosa en este artículo.
Hace cinco años un millón de personas visitaba Cuba para conocer nuestra cultura e historia y la forma en que vivimos y, por supuesto, disfrutar de nuestras bondades. Este año serán más de cinco millones. Entre estos casi 30 mil austríacos. Tantas personas, en número creciente, no pueden estar equivocadas.
Predecir la proximidad del fin del socialismo en Cuba y trabajar en función de dicho propósito, ha sido la obsesión de doce administraciones norteamericanas, incluyendo la actual, y resultado el divertimento intelectual de algunos politólogos, tanques pensantes, y apostatas del mundo occidental. No tengo que hacer esfuerzos en demostrar el rotundo fracaso de estas premoniciones, y no me tiembla la mano en garantizar que el Sr. Vieregge correrá con la misma suerte.
Señor periodista y el diario que lo alberga:
Con Cuba no se metan. A Cuba se le respeta.
Atentamente,
Juan Antonio Fernández Palacios
Nota: Si la libertad de expresión lo permite en vuestro periódico ruego publique íntegramente esta misiva.
(Embacuba Austria / Cubaminrex)