Visita el Ministro de Comunicaciones la Empresa Segurmática (+Fotos)

El ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella realizó una visita de trabajo a la Empresa Segurmática perteneciente al Grupo de la Informática y las Comunicaciones (GEIC).
El ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella realizó una visita de trabajo a la Empresa Segurmática perteneciente al Grupo de la Informática y las Comunicaciones (GEIC).
Realizó un recorrido por las instalaciones del centro junto con la presidenta del GEIC, Ariadne Plasencia Castro, además intercambió con especialistas acerca de los proyectos en los que trabaja la empresa en este 2021.
 

Durante el encuentro se presentaron las metas de desarrollo de la suite de seguridad para el 2021 y la proyección para igualar el antivirus nacional al estado del arte internacional.

 

Relacionado con la visita el Ministro expresó en su cuenta de Twitter: Intercambio en @AVSegurmatica sobre estrategia de desarrollo de su Antivirus y canales de comercialización. Su reto está en gestionar el crecimiento de la empresa en el nuevo entorno monetario con la fortaleza de tener un producto nacional fruto del conocimiento #CubaInformatiza

Internet en #Cuba: planes para 2021 y desafíos con la #Covid19

Ana Julia Marine,Viceministra de Comunicaciones

Millones de personas en Cuba acceden hoy a Internet, un proceso que crece a velocidad de gigabytes por segundos y exige procesos más rápidos en infraestructura, servicios y mejor aprovechamiento de la red. El 2020, año de la pandemia de Covid-19, aceleró exponencialmente el uso de la navegación en Internet en el país, por lo cual, muchas actividades que antes eran presenciales pasaron a la red de redes y llegaron allí para quedarse.Sobre los desafíos planteados por esta enfermedad para la informática y las comunicaciones; así como los planes del sector en 2021, Prensa Latina conversó en exclusiva con la Viceministra de la rama, Ana Julia Marine.Datos del Ministerio de Comunicaciones de la isla (Mincom) refieren que actualmente siete millones de cubanos acceden a Internet por diferentes vías, de ellos 4, 2 lo hacen a través de datos móviles.De estos últimos, 1,3 millones trabajan con tecnología de cuarta generación de telefonía celular (4G LTE).’Ampliar ese servicio es uno de los mayores desafíos de Cuba para el año próximo, apuntó Marine.Especificó que, además de los 72 municipios en los cuales actualmente existe ese tipo de conexión, en los 12 meses venideros se ampliará la cobertura a 51 más.A ello contribuirá también la transición más rápida de la televisión analógica a la digital, pues se libera la banda de 700 megahercios (MHz), utilizada en el despliegue de la 4G, indicó.Sin embargo, dijo, ‘la infraestructura con 3G continuará ampliándose también a fin de posibilitar con ambos servicios mayores facilidades de conexión por datos móviles a todos los usuarios del país’.La viceministra puntualizó que otra de las prioridades para 2021 es extender las capacidades en la infraestructura y seguridad de los sistemas de telecomunicaciones relacionados directamente con las plataformas de pago en línea Transfermóvil y EnZona.’Dichas prestaciones para realizar bonificaciones electrónicas tienen gran demanda en la población, y creció su uso durante la etapa de pandemia de Covid-19 debido al confinamiento obligatorio y cese de algunos servicios presenciales’, apuntó Marine.Estadísticas de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) refieren que por Transfermóvil se realizan más de 10 millones de operaciones y más de dos gestiones de pagos o transferencias por segundo todos los meses.Los usuarios la utilizan fundamentalmente para operaciones de traspasos entre tarjetas magnéticas, recarga de líneas celulares y cuentas permanentes Nauta, pago de las facturas de electricidad, telefónica, de impuestos, así como compras en tiendas virtuales.Las proyecciones para el 2021 también incluyen alcanzar mayor cobertura de informatización en servicios públicos como los registros de estado civil, identidad, migración y demás trámites gubernamentales que realiza la población.Además, el Ministerio en conjunto con Etecsa implementará una nueva forma de conexión inalámbrica para la cobertura Nauta Hogar, adelantó Marine.Covid-19, lo digital en función de la saludLa entrada de la pandemia de Covid-19 en Cuba en el mes de marzo supuso, al igual que en el mundo, un giro de 180 grados hacia las tecnologías digitales de actividades como los espectáculos culturales, las conferencias de prensa, el curso escolar y hasta una variante para detectar nuevos casos con el coronavirus.’El uso de herramientas de Big Data, modelos matemáticos para la predicción del comportamiento del virus y de plataformas digitales vinculadas a los procesos de diagnóstico, gestión, vigilancia, prevención y control de la pandemia, permitieron el desarrollo de varias iniciativas’, subrayó Marine.Con la llegada del SARS-CoV-2, patógeno causante de la Covid-19, surgió el Pesquisador virtual, desarrollado por la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) junto con los ministerios de Salud Pública y de Comunicaciones.Se trata de una plataforma en la cual cualquier persona mayor de 18 años realiza una encuesta epidemiológica de acceso gratuito, cuyos resultados pasan al área de salud correspondiente. Los estudiantes de todas las enseñanzas pueden contar, además, con MiClaseTV, una aplicación móvil que permite la descarga (libre de costo) y visualización offline de las teleclases emitidas por la televisión nacional.El Sistema de Gestión de Información para Laboratorios Clínicos Xavia LIS Covid-19, creado también en la UCI, posibilitó el procesamiento de datos de pruebas realizadas para la detección de Covid-19.’Con ello, se logra la integración en una base de datos única de la información de las muestras a realizar, de manera organizada y estructurada, y la generación de reportes para análisis estadísticos’, afirmó la vicetitular.Marine destacó también las bondades del teletrabajo en Cuba, modalidad que se amplió a la par de la implementación de medidas sanitarias para evitar la propagación de la pandemia.’Con la infraestructura existente en Tecnologías de la Comunicación en el país pudo concebirse el trabajo desde casa como una modalidad que arrojó resultados favorables y que solo lleva control, pues sin dudas, llegó para quedarse’, aseveró.Cifras divulgadas a fines de marzo por la ministra de Trabajo y Seguridad Social de la nación caribeña, Marta Elena Feitó, refieren que al cierre de enero de 2020 había unas cinco mil personas en teletrabajo.Sin embargo, dos semanas después de la detección del primer caso de coronavirus en la isla el 11 de marzo, la cifra sobrepasaba los 112 mil y para junio, el cómputo oficial sobre todas las formas de trabajo a distancia era 627 mil 855.La red de redes no será nunca una ‘nube’ pasajera en la historia de la humanidad. Estar conectados hoy en día casi significa existir y en ese mar enorme de navegación está Cuba.Cinco pilares rigen el proceso de la informatización de la sociedad en la isla: ciberseguridad, infraestructura, creación de contenidos, marco legal y cultura responsable; todos en una carrera de enormes retos, tan veloces como la 5G, pero certeros y necesarios para alcanzar un mayor desarrollo económico y social. #CubaInformatiza

(Prensa Latina)

Evalua Ministro de Comunicaciones proceso de Informatización en las Tunas

El Ministro de Comunicciones de Cuba , Jorge  Luis  Perdomo Di-Lella , durante una visita  gubernamental a la  provncia de Las  Tunas ,conocio  d ela marcha  del proceso de Informatización en le territorio .

Al  titular le fue presentado los  avances  obtenidos en ese programa,en un intercambio que sostuvolos actores vinculados al proceso en  la provincia

. #JovenClubTeConecta #JovenClubCuba #CubaInformatiza.

Joven Club de Computación alistan infraestructura para nueva modalidad de servicios

Directivos del Ministerio de Comunicaciones y de Joven Club de Computación informan de la infraestructura para nueva modalidad de servicios

Como parte del proceso de informatización de la sociedad cubana, el Ministerio de Comunicaciones de conjunto con los Joven Club de Computación desarrollan una importante labor en la implementación de nuevos servicios informáticos para las redes privadas de personas naturales.

Los Joven Club, institución creada hace 32 años y que en la actualidad cuenta con más de 600 instalaciones en todo el país, incorpora a su gama de servicios una nueva modalidad para los usuarios de redes privadas de personas naturales. Estos podrán acceder desde sus viviendas a los servicios de la entidad a través de conexión wifi.

El director de informatización de la entidad, José Carlos Cruz Sandoval, señaló que desde hace varias semanas se crean facilidades de infraestructura con el propósito de brindar acceso y una mayor cobertura para la conexión inalámbrica.

La prueba piloto comenzó en La Habana, por ser el territorio con mayor presencia de redes privadas de personas naturales. Hasta la entrada en vigor de las resoluciones 98 y 99 del Ministerio de las Comunicaciones se reportan 402 licencias tramitadas para esta finalidad, así lo refiere el Director General de Comunicaciones del citado Ministerio, Pablo Julio Pla Feria.

 

Cruz Sandoval explicó que se han creado 12 sitios en la capital para brindar esta nueva modalidad del servicio, y a su vez agregó que se trabaja en la creación de facilidades en los servidores a nivel de red.

Por su parte, el directivo del MICOMS recalcó que en medio de la actual situación económica y el recrudecimiento del bloqueo, el país decidió priorizar el desarrollo de este tipo de infraestructura que lleva implícito altos costos, lo que complejiza aún más el proceso.

Datos oficiales confirman que en la capital se han conectado mil 798 personas a la red de Joven Club, denominada Tinorex. José Carlos informó que la institución cuenta con 15 productos informáticos, encabezado por su servicio estrella La Mochila, y que entre los sitios más visitados también se encuentra el Portal de Videojuegos Ludox, además de la enciclopedia colaborativa Ecured.

Estanquillo, la Red Social Tendedera, la Plataforma de blogs Reflejos, el Servicio de mensajería por voz IP TeamSpeak y el Sitio de noticias deportivas Notigol son otros de los servicios con que cuenta la entidad.

 

“Trabajamos en la creación de facilidades para aumentar los sitios identificados en la capital y continuar perfeccionando su infraestructura. Igualmente se labora en diez territorios del país, específicamente en 22 instalaciones que se insertarán en modo de prueba a esta nueva modalidad”, acotó el directivo de Joven Club.

A modo aclaratorio, Cruz Sandoval delimitó que los usuarios de Joven Club se conectan a sus servicios a través de cuentas creadas en la institución.

Se trabaja para ampliar la infraestructura e incorporar usuarios a la red y analizar el comportamiento de todos los factores que intervienen en el proyecto. Por tal razón, el servicio es gratuito hasta el momento. Según los directivos, de manera oportuna se informarán las tarifas y su modo de cobro que para nada tienen carácter recaudatorio.
 

Evaluó de Positivo Ministro de Comunicaciones proceso de informatización en Santiago de Cuba

El Ministro de Comunicaciones Jorge Luis Perdomo pondero de positivo,ordenado y acorde con las exigencias de los tiempos actuales el proceso de informatización de la sociedad en Santiago de Cuba.

El Ministro de Comunicaciones de Cuba, Jorge Luis Perdomo Di-Lella, calificó de positivo, ordenado y acorde con las exigencias de los tiempos actuales el proceso de informatización de la sociedad en Santiago de Cuba.

Como parte de su visita a la provincia el titular del MINCOM apreció las iniciativas que tienen lugar en el territorio santiaguero para el impulso de las acciones asociadas al Gobierno electrónico, con el fin de favorecer la interacción ciudadana mediante el uso de Internet, y de esta forma elevar la cultura y las buenas prácticas de los directivos y el pueblo.

 

Durante el recorrido intercambió además con el Consejo de Dirección de la División Territorial de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), en torno a la infraestructura e inversiones que posibiliten una mayor calidad en los servicios de telecomunicaciones a las personas, para promover el desarrollo local a través del ciberespacio, la investigación e innovación y la Economía digital.

Perdomo Di-Lella puntualizó que el proceso de informatización de la sociedad cubana, como política del país, tiene prioridad a nivel de Gobierno, por su importancia en la gestión de los servicios a la población y en el trabajo político ideológico. En este sentido “la provincia apuesta por aprovechar las bondades de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), y las hace tangibles en diversos ámbitos”. Señaló.

 

Potenciar la divulgación de contenidos instructivos, ampliar y perfeccionar los servicios que tienen como soporte las TIC, son algunos de los retos para el presente año con el incentivo de continuar fortaleciendo esta idea que el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz alentó con su preclara visión del futuro.

El titular del MINCOM precisó: “para lograr el éxito en este proceso resulta de vital importancia la presencia de un sistema de trabajo integrado, que impulse además la organización del mismo con el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones, para alcanzar un mayor impacto en el orden social, económico y en los niveles de seguridad nacional orientados a garantizar la calidad de vida del pueblo”.

(Portal del ciudadano de Santiago de Cuba)

El principal interesado en ampliar la Internet en Cuba es nuestro gobierno

El Ministro de las Comunicaciones de Cuba, Jorge Luis Perdomo, conversa con Darío Gabriel Sánchez en el programa Dominio Cuba en TV. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Durante 12 programas Dominio Cuba en TV ha presentado temáticas que, si bien a algunos pudiera parecer lejanas, están más cerca de lo que muchos piensan de nuestra realidad. El proceso de Informatización de la sociedad cubana no es un conjunto de palabras vacías, hay hechos concretos que lo demuestran y datos puntuales que lo cuantifican.

Lograr que ese proceso contribuya más y mejor al desarrollo económico de nuestro país y a la calidad de vida de la población, es uno de los principales desafíos del Ministerio de Comunicaciones, por lo cual, como cierre de oro para la primera temporada de Dominio Cuba, el equipo de realización ha decido entrevistar a Jorge Luis Perdomo Di-Lella, Ministro de las Comunicaciones de Cuba.

-El proceso de Informatización de la sociedad cubana forma parte del plan de desarrollo económico y social de Cuba hasta 2030. ¿Cómo entender la esencia de ese proceso? ¿Cuál es el vínculo directo entre informatización y desarrollo económico y social?

El proceso de informatización de la sociedad cubana está estrechamente unido al desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación en el país, y su base tecnológica e infraestructural es precisamente el desarrollo de las telecomunicaciones en la Isla.

Documentos rectores como el Plan de desarrollo económico y social de Cuba hasta 2030, y los Lineamientos del último Congreso del Partido, que fueron aprobadas por el Partido Comunista de Cuba, fuerza política guía de nuestra sociedad, incluyen como un eje estratégico de desarrollo socio-económico a las tecnologías de la información y la comunicación.

Este tratamiento prioritario, o estratégico, se debe a que las tecnologías de la información y la comunicación aportan directamente a la economía. Crean, por ejemplo, flujos financieros o dinamizan procesos económicos; sin embargo, más importante aún en mi opinión, es el aporte indirecto al crecimiento del producto interno bruto. En otros contextos se ha demostrado que un diez por ciento de inversión en TIC produce alrededor de más de un uno por ciento de crecimiento indirecto en el producto interno bruto.

Dadas nuestras características, es muy alta la posibilidad de que estas tecnologías influyan directamente en procesos productivos y económicos: el comercio, las transacciones financieras, el crecimiento de la industria nacional. O sea, no existe un sector de la economía e incluso de la sociedad en que estas tecnologías no incidan directamente.

 

Más de 300 000 usuarios tiene la aplicación toDus, explica el Ministro.

-Mientras en Cuba intentamos impulsar el proceso de informatización de la sociedad, por otra parte se da un recrudecimiento de las posiciones políticas contra Cuba y del bloqueo por parte de la administración Trump .¿Están aseguradas las condiciones económicas, financieras y tecnológicas para impulsar y seguir desarrollando este proceso de informatización en la isla?

El bloqueo económico de Estados Unidos hacia Cuba, y su recrudecimiento a partir de la activación del Título III de la Ley Helms-Burton, impactan negativamente en el desarrollo del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Sin embargo, el gobierno estadounidense considera que se debe flexibilizar en materia de telecomunicaciones, únicamente porque lo identifica como un canal de subversión política e ideológica.

La falacia en cuanto a su posición flexible en materia de nuevas tecnologías con Cuba, es evidente. Por una parte están las motivaciones políticas detrás de esa postura, y por otra, obstaculizan todo lo referente al sector financiero. No se pueden desarrollar las tecnologías sin inversiones, y para hacer inversiones es necesario tener financiamientos externos, flujos financieros, poder trabajar con mecanismos internacionales.

Sin embargo, esto no nos va a frenar. El cubano tiene mucha cultura, está preparado y sabrá desplegar el potencial que vio Fidel en internet: utilizarlo como un instrumento revolucionario para compartir ideas en las dos direcciones. Por eso debemos seguir trabajando en la creación de infraestructura, continuar ampliando los servicios y su calidad, para poder llegar cada vez a más personas por las diferentes vías de acceso que tenemos, a pesar del bloqueo, que sí afecta sustantivamente.

-Más allá de los factores externos ¿Qué retos y tareas pendientes quedan por delante en el proceso de informatización de la sociedad?

Los retos y las tareas pendientes son muchos. No podemos decir que la transformación digital, concepto que se están utilizando actualmente para hablar de la informatización, sea solo cuestión de infraestructura tecnológica y canales de acceso.

Otro factor importantísimo está en el terreno cultural, de hecho fue un tema muy debatido en el Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Se trata de aprovechar el acceso que estamos construyendo y tener una participación más activa en internet, en las redes sociales, lo cual significa defender, también en el ciberespacio, nuestra cultura, nuestra identidad y nuestros valores. Ahí hay un reto fundamental: aprender a utilizar más internet en función del desarrollo económico, político y cultural de nuestro pueblo.

El ciberespacio es un medio muy rápido, donde las ideas se transmiten con mucha rapidez, donde existe un dominio cultural de las culturas occidentales muy fuerte. El idioma español, por ejemplo, es uno de los que más se habla en el mundo y sin embargo, en internet está muy poco representado. Por tanto, es un desafío que nuestra población tenga mayor cultura en el uso correcto de internet, en su seguridad, en exponer ideas, contenidos, vivencias en este espacio, yo creo que es uno de los retos que tenemos, o sea, utilizar más la internet en función de la cultura, del desarrollo económico, del desarrollo político, del desarrollo cultural de nuestro pueblo.

Otro reto importante es utilizar la potencialidad que tenemos para generar servicios, plataformas de contenidos, de entretenimiento, de debate. Tenemos mucho talento en las universidades y estamos preparados para desplegar esos servicios y plataformas.

Un ejemplo muy positivo es lo que ocurre en la Universidad de Ciencias Informáticas, con un trabajo constante en el desarrollado de plataformas, como el toDus, un sistema cubano de mensajería instantánea.

Todavía estamos trabajando con ellos, apoyándolos para que esa plataforma siga evolucionando, pueda tener nuevas prestaciones y convertirse en una plataforma de uso todavía más masivo que el que hoy tiene, con más de trescientas mil personas interactuando por esa plataforma en el presente. Otra aspiración en ese sentido es que tengamos tiendas de aplicaciones, como la tienda Apkalis, que sirva a la población para el acceso nacional, descargar aplicaciones cubanas y también de otros países.

No pretendemos hacer una internet cubana separada del resto del mundo, vamos a estar cada vez más conectados, y el reto en ese contexto es defender nuestro talento, y que nuestro país pueda aportar, desde su cultura e idiosincrasia, contenidos que defiendan nuestra identidad nacional, para que eso que hacemos o sabemos hacer en el espacio físico, pueda ser llevado al espacio virtual. Esa es otra tarea pendiente.

-Sobre el proceso de informatización se ha hablado de cuatro pilares fundamentales, usted mencionaba uno de ellos: la infraestructura ¿Mayor tecnología y mayor acceso a la tecnología significa o es directamente proporcional a mayor informatización de la sociedad?

No necesariamente. Un país puede tener muchísimos recursos tecnológicos y no estar informatizado. Yo creo que la clave está, aunque infraestructura tecnología es muy necesaria, en un proceso de utilización y explotación adecuada, para que, el uso que le demos a la tecnología, impacte en lo económico, lo social y lo político del país.

No podemos hablar de informatización si no se habla, por ejemplo, de gobierno electrónico, que no es más que la utilización de esa tecnología en función de que gobierno y pueblo puedan actuar directamente, de una manera más rápida y efectiva, yendo por supuesto desde el ámbito nacional hasta los gobiernos locales, que también deben tener sus portales para interactuar de manera bidireccional con la población.

Estamos en una fase ya de presencia en el gobierno electrónico, debemos avanzar más en la fase de interactividad, forma parte de la utilización y de la informatización a la que aspiramos.

Otro ejemplo que ilustra aprovechamiento efectivo de recursos tecnológicos es el comercio electrónico, que nosotros estamos explotando, incluso con las potencialidades de tecnologías que aún no están instaladas.

Realmente este proceso es particularmente complejo, nosotros somos el organismo del gobierno que coordina su implementación, que tiene la responsabilidad estatal de normarlo, de establecer las regulaciones y controlarlo, pero también intervienen prácticamente todas las fuerzas de la sociedad: el banco, los usuarios, las empresas que ofrecen los servicios…

Un ejemplo concreto que hemos logrado en ese sentido es la plataforma Transfermóvil, que hoy tiene más de doscientos cincuenta mil usuarios, a través de la cual los ciudadanos pueden pagar el teléfono, la electricidad, impuestos, multas, Vamos a seguir ampliando esa plataforma y vamos a llevar también esos conceptos a la web, porque hoy la plataforma Transfermóvil no utiliza internet, y se ha desarrollado para que la gente gratuitamente pueda utilizarla, o sea, basta con tener un celular.

El comercio electrónico no solo agiliza y ayuda al ciudadano, también transparenta transacciones, permite que haya mayor control financiero, más claridad y aumenta el control sobre las posibilidades de que pueda haber corrupción en determinadas transacciones. Todo eso siempre que se haga en un ambiente de ciberseguridad adecuado.

-En esa relación entre sociedad, procesos de informatización y acceso a la tecnología, ¿Cómo medir si las tecnologías están siendo utilizadas de manera efectiva?

El proceso de medición de utilización de las tecnologías es también un reto, porque no basta con medir el uso a partir de cantidad de celulares.

Hoy en el país hay 5,5 millones de celulares, y en los últimos tres años ha habido un crecimiento de alrededor de ochocientas mil líneas por año. Es un medio que la población está usando, a pesar de los elevados precios que el propio dispositivo tiene… En eso también vamos a seguir avanzando.

Sin embargo, eso no quiere decir que todos los propietarios de terminales accedan a internet desde el celular, de esos 5,5 millones y medio de celulares que ya hay, 2,5 millones de esos celulares están habilitados para el servicio de datos.

Nosotros hemos venido trabajando en el acceso a través de diferentes medios. Hasta ahora el medio más masivo eran las cuentas permanentes de acceso a los sitios Wi-Fi o de salas de navegación, con más de 2 millones de cubanos con una cuenta permanente. Ahora estamos hablando de 2,5 millones de cubanos que también están accediendo a datos desde el teléfono móvil.

Hay otra vía de acceso que nosotros hemos trabajado y seguiremos ampliando, que es el acceso desde los centros de estudio y de trabajo. Este año tenemos un programa de ampliación del ancho de banda a partir de las posibilidades que se han ido creando, que son limitadas, pero que nos permiten ampliar en los centros educativos, por ejemplo.

Particularmente en el sector de la educación, donde hay tantas escuelas por incorporar a la red de datos, tenemos un plan un poco más exhaustivo. Todas las universidades tienen ya anchos de banda que van desde los 200 megas y un giga, cuando hace unos años no rebasaban los 10 megas.

Además pensamos llegar a que el 34% de las escuelas puedan estar conectadas, priorizando las escuelas urbanas de mayor matrícula.

 

-¿Cómo medir la utilización de esas capacidades?

La Empresa de Telecomunicaciones juega un papel importante en ese proceso, en el que hay que establecer indicadores para determinar, no la datos de un utilización de un servicio, sino donde y para qué se está utilizando.

Estamos diseñado un grupo de medidores de accesibilidad, por ejemplo, que es un indicador técnico, pero hay otros como son cantidad usuarios que usan determinados servicios de comercio electrónico, uso de los portales de los gobiernos, uso de la interactividad de los portales. Es decir, creo que el diseño de indicadores que nos permitan medir adecuadamente el proceso de informatización y la utilización de internet en nuestra sociedad es también un tema en construcción. Tenemos que estudiar mejor esos indicadores, para poder medir mejor, con más efectividad, sobre todo en el usuario final y no en el proveedor del servicio.

También tenemos que medir cómo se utilizan los servicios de acceso al conocimiento, cómo se utiliza internet para formarnos culturalmente, para aportar nuestros valores. Ese tipo de servicios hoy no tiene indicadores claros, y tenemos que buscar indicadores de utilización para poder estimular y promover lo que estamos construyendo entre todos, lo que nos interesa construir entre todos.

-Usted ha mencionado varias veces la ciberseguridad. El Lineamiento 108 habla de un proceso interdependiente y paralelo entre ciberseguridad y desarrollo de la informatización ¿Realmente ha sido así? ¿Cuáles han sido los principales pasos dados en materia de ciberseguridad?

La ciberseguridad, junto a la creación de infraestructura; la creación de contenidos y servicios digitales y la creación del marco jurídico o regulatorio para ordenar y poder garantizar el avance de la informatización; son los cuatro pilares del proceso.

Esto no es una innovación cubana. El propio ordenamiento que la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que es la agencia especializada de Naciones Unidas, así concibe el despliegue de proceso de informatización.

El Lineamiento 108 es claro, como es clara la política de informatización del país: La informatización debe ir acompañada de otro proceso, que garantice la ciberseguridad necesaria como condición indispensable para poder avanzar. En ese sentido se han publicado varias normas para garantizar un entorno seguro de Internet en Cuba…

En primera instancia nuestra nueva Constitución recientemente proclamada, hace alusión a la privacidad de los datos personales, que es algo en lo que también tenemos que ganar más cultura, incluso en el propio marco regulatorio nacional defender con mayor fuerza ese concepto.

Otro ejemplo, es el Decreto de Seguridad de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Anteriormente no había una norma jurídica en el país a nivel de Decreto Gubernamental que regulara este proceso, y donde quedara debidamente expuesto un grupo de conceptos, de infraestructuras críticas y otros componentes relacionados con la ciberseguridad. Ahí se establece el gobierno y el comercio electrónico como líneas fundamentales de trabajo, la importancia de la ciberseguridad, se definen cuáles son las infraestructuras críticas para el país en tecnologías de información y comunicación, así como otro grupo de cuestiones que están asociadas a ese proceso de informatización. Esto es un paso importante.

Pero creo, de manera crítica, que también nos queda mucho camino por andar en cuanto a la cultura de la ciberseguridad. Muchas personas aún piensan que la seguridad de las tecnologías está en la puerta donde están guardados los servidores. Y hoy las puertas, de entrada y salida en lo referente a la estabilidad de la información, están en las propias redes, en los servicios digitales. Entonces es necesario que la gente tenga cultura de ciberseguridad, desde lo más elemental, que son las contraseñas o el uso de certificados en los servicios web, hasta temas que son ya más complejos.

Hay muchos ejemplos en la actualidad que ponen a relieve estas cuestiones. Por ejemplo, el sabotaje eléctrico a Venezuela, o el escándalo con Facebook y Cambridge Analytica.

Ambos casos también demuestran como el uso de las tecnologías está relacionado también con los procesos políticos fundamentales de la sociedad, con los procesos económicos, con sus infraestructuras críticas.

Es un tema en que siempre debe seguirse profundizando, y el marco regulatorio que se ha establecido va en esa dirección, para protegernos y poder avanzar sobre una base segura, que es la premisa fundamental de la política nuestra: para avanzar un milímetro en informatización hay que avanzar un milímetro y medio en ciberseguridad, porque significa, primero, crear la base sobre la cual lo que vayamos a hacer tiene un ambiente seguro, tiene un ambiente de estabilidad del servicio, de estabilidad de la información.

No se puede hablar de ciberseguridad sin hablar de la seguridad de la información. Es precisamente en el manejo de la información donde está el valor de este proceso. Hoy es un problema internacional el tema de los fake news o noticias falsas en internet. Hay países como Francia, que han establecido leyes contras las noticias falsas en internet, por ejemplo, en períodos electorales.

La seguridad de la Información en un tema puesto en la mesa de análisis a escala global, porque por un lado están las grandes plataformas de internet, controladas a su vez por las empresas monopólicas. Por ejemplo: una sola empresa estadounidense, Facebook, tiene cuatro de los servicios más utilizados en internet, el propio Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp. Por tanto, estamos hablando de que en el debate político internacional aún no se defines estrategias concretas para internet en materia de soberanía.

El ministro Jorge Luis Perdomo en los estudios de Cinesoft. Foto: Ismael Francisco.

-Ya son múltiples las vías de acceso a Internet en el país: continúan los parques wifis, está el servicio de datos con 3g y ya se efectúan pruebas para la 4g, también puede contratarse el servicio de Nauta Hogar. ¿La idea es mantener todas las opciones, o el surgimiento de unas determinará el fin de otras?

En el Consejo de Ministros se acordó establecer estrategias para consolidar la banda ancha en Cuba, lo cual quiere decir priorizar las tecnologías inalámbricas como dentro de las variables de infraestructura. Esto no quiere decir que vayamos a renunciar al desarrollo de las tecnologías fijas, pero podemos llegar hasta un punto con una fibra óptica, y a partir de ese punto el servicio al usuario final se le puede dar de forma inalámbrica, y el despliegue es más rápido y más económico.

Sin embargo, a pesar de las diferentes opciones, una de las preocupaciones que siempre tiene nuestra población, es cómo vamos haciendo más asequibles los servicios de telecomunicaciones. En ese sentido la estrategia de banda ancha tiene una directriz clara, y es el hecho de que a medida que vayamos ampliando posibilidades de acceso, vamos a ir bajando los precios para hacerlos más asequibles. Si hay alguien que está interesado realmente en bajar los precios de los servicios es el gobierno, y la tendencia de precios de estos servicios lo demuestra.

Se ha explicado otras veces: si de un día para otro se decidiera bajar el minuto de telefonía móvil a la mitad del precio que tiene hoy, nos haría falta el doble de la infraestructura para poder evacuar la cantidad de tráfico, porque cualquier rebaja de precios estimula siempre el consumo. Esa es una ley de la economía. Necesitamos primero ampliar la infraestructura, y es lo que estamos haciendo.

Este año se están haciendo inversiones en la telefonía móvil para la ampliación de la red de acceso fundamentalmente y la red transmisión, porque la red de telecomunicaciones es una sola. Hay lugares con gran congestión en el servicio debido a que la cantidad de usuarios es superior a la infraestructura instalada. En ese sentido, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba está ampliando la red de acceso, y en la medida en que lo vayamos haciendo, se continuarán haciendo ofertas para hacer más asequible el servicio. Esa es la vía del móvil.

-¿Se mantiene el principio de privilegiar el acceso social a Internet en Cuba?

Esa es principal característica que hemos tenido y que seguiremos defendiendo. El ámbito jurídico también es reflejo de eso. Estamos ordenando toda la utilización de la tecnología inalámbrica, de manera que se ha autorizado como parte de este proceso que las personas jurídicas y las personas naturales puedan tener redes locales de acceso Wi-Fi, e interconectar estas redes a través de operadores públicos con licencias autorizadas.

Estamos trabajando, además, en la idea del Joven Club de Computación, como una institución comunitaria de gran importancia para el país, porque tiene además una red de más de 614 instalaciones en todos los municipios incluidas las zonas rurales, y de esos más de 260 están conectados ya por fibra óptica, estamos conectando esta infraestructura de los Joven Club a fibra óptica.

Con todas estas acciones la idea es crear redes locales para para intercambiar contenidos, como por ejemplo, los videojuegos. Es importante decir, por cierto, que los videojuegos son uno de los productos que más se consumen actualmente en las redes digitales, y nosotros debemos promover videojuegos que sean atractivos, educativos, que entretengan sin ser violentos.

-Ministro: Varias vías de acceso a internet, miradas al gobierno electrónico, pasos certeros en materia de ciberseguridad, experiencias en comercio electrónico, esas son algunas de las cosas que hemos logrado. ¿Hacia dónde va Cuba en materia de informatización? ¿Cuál es la isla que se está soñando?

-La proyección que tenemos es ir avanzando cada vez más, por supuesto, en relación con las posibilidades económicas de las inversiones que podamos ir haciendo en nuestro contexto tan particular. Seguir ampliando el acceso, con cada vez más población participando de ese acceso por las diferentes vías; estimular la creación de servicios y contenidos digitales para poder utilizar ese acceso en función de la economía, de la sociedad y de la cultura del país, y cada vez que estas tecnologías impacten más y mejor en el desarrollo de la nación.

El Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el año 2030 defiende esa visión: que las tecnologías de la información y la comunicación contribuyan a la calidad de vida del ciudadano, nuestra economía y a la elevación de la seguridad nacional de nuestro país. Esas serían las tres líneas fundamentales.

Gracias, Ministro, por su tiempo. 

Para mí ha sido no solamente un placer, sino una oportunidad para poder explicar e interactuar con el pueblo. Hoy lo estamos haciendo constantemente en redes sociales: desde nuestro propio Presidente hasta todo el Consejo de Ministros está en las redes sociales. Estamos interactuando, pero es una oportunidad contar con este espacio y con el trabajo que están haciendo. Los felicitamos por eso y cuenten con el Ministerio nuestro como un actor de este proceso.

-Para nosotros ha sido un placer tenerlo en Dominio Cuba. Muchas gracias, Ministro.

Presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba abre canal en YouTube

La Habana, 22 dic (PL) La Presidencia de Cuba abrió hoy su canal en YouTube, donde, según un anuncio hecho por el presidente Miguel Díaz-Canel, se ofrecerá información de esta instancia del Estado y el Gobierno de la nación caribeña.
El primer video publicado, de un minuto y medio de duración, tiene por título Somos continuidad y recoge imágenes de la Revolución cubana, así como del líder histórico de este proceso, Fidel Castro, y otras autoridades de la isla, entre ellas Raúl Castro, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.También aparece Díaz-Canel, joven, escuchando a Fidel Castro durante una de sus visitas a instituciones del país, y cuando sucedió este año a Raúl Castro como presidente del país.

La víspera, la Presidencia de Cuba activó su cuenta en Twitter, con el objetivo de ‘ofrecer a la población información sobre actividades y temas fundamentales del Gobierno’.