Confesiones desde la verdad

Por Oscar Álvarez
Fotos: Joyme Cuan
Un día del pasado siglo, Serpa partió de su amada Cárdenas, ese pequeño trozo de la geografía matancera donde le tocó nacer el 10 de octubre de 1966. En ese momento pocos le conocían y nadie le tildaba de traidor.
La Isla de la Juventud es el terruño a donde va, ahí trabaja como inspector y disfruta de la compañía de su hija. Vive en un mundo lleno de sueños por cumplir, al alcance de su mano, hasta que un raro susurro llega a su oído, le estremece. Ocurre en él una inexplicable metamorfosis y su vida se pone de cabeza.
Sus ojos cobran un tinte extraño, la voz habla otro “idioma”, uno donde la Patria parece no importar. Es el año 2001, Carlos Manuel Serpa Maceira se transforma de forma inexplicable. En su interior nace “Emilio”, mientras ve morir a su tío Emilio: el hombre quien lo crió, combatiente de la lucha clandestina contra Fulgencio Batista y en los sucesos de Playa Girón.
“Extiende los brazos” a varios grupos de asalariados del imperio existentes dentro de Cuba, finalmente se torna reportero de Radio Martí. Se escucha su voz alabando las “proezas” de los “luchadores por la libertad de Cuba”. Los amigos de toda la vida dejan de serlo, le señalan con el dedo, se alejan, le dan la espalda; la palabra traidor resuena en las calles por donde pasa. Sus nuevas labores le obligan a establecerse en La Habana.
Estrecha vínculos dentro de la contrarrevolución. En más de una oportunidad se ve precisado a escapar de la ira del pueblo por tildarlo de traidor; pierde a su pareja, por dentro su dolor es inmenso, un dolor que solo el “Emilio” escondido en medio del pecho le ayuda a soportar. Durante 10 años sufre el distanciamiento de su madre. Solo “Emilio” le puede dar consuelo. Calla mientras grita las mentiras de otros, y a su vez susurra, en el oído indicado, las verdades que no se pueden gritar, pero no pueden permanecer ocultas.
El 26 de febrero de 2011, tras 10 años de vivir bajo una piel falsa, las dos mitades de Emilio, la interna, la cual siempre le dio fuerzas para vivir como un agente de la seguridad del Estado, y la externa, la que sus “amigos” de la SINA creían muerta y enterrada, se unen.
Media hora antes del adiós definitivo, Serpa le asesta a la mal llamada Radio Martí la más colosal de sus estocadas. Ajenos aun a su verdadera identidad, le permiten entrar en directo.
En medio de su intervención, su discurso cambia y la voz se vuelve un trueno cuando dice: “Quiero denunciar la brutal campaña que lleva el imperialismo norteamericano contra la Revolución Cubana.
¡Viva Fidel, viva Raúl, libertad para los cinco héroes prisioneros del imperio. Patria o Muerte VENCEREMOS! Les habla el agente Emilio de los Órganos de la Seguridad del Estado”.
Por fin pudo sentir los brazos de la madre. En la garganta siente un nudo inmenso, los ojos se llenan de lágrimas. Le dice a la hija cuan orgulloso está de ella. Visita su natal Cárdenas, pone en la tumba del tío una mano en señal de respeto, sobran las palabras. Sus sueños comienzan a hacer realidad.
En fecha mucho más reciente, este 30 de mayo, Vladimir Sauri Bermúdez, Coordinador Provincial de los Comités de Defensa de la Revolución, entregó a Carlos Manuel Serpa Maceira la credencial de delegado directo al IX Congreso de los CDR. Un reconocimiento el cual, confiesa, le tomó por sorpresa pues “en este pueblo hay muchas personas con méritos para tener esa distinción, la cual solo será entregada a 18 cederistas en todo el país”.
El acto se realizó en la Comunidad Granma, en el Consejo Popular Versalles–Coronela, en el municipio de La Lisa, a pocos días del 6 de junio cuando se creó, en el año 1961, el Ministerio del Interior (Minint), órgano al cual pertenece el Departamento de Seguridad del Estado.
Tal distinción constituye un reconocimiento para todos los hombres y mujeres quienes durante años, desde el anonimato, han defendido y defienden a la Revolución. Cuando la voz de Serpa se escuche en las sesiones del congreso cederista, estarán reflejados las voces, los sentimientos, el amor por la Patria de los miembros del Minint, estará presente el orgullo de sabernos cubanos.

Agente Raúl: Tomé la decisión de cualquier cubano patriota

2017-03-25 07:05:10 / web@radiorebelde.icrt.cu / Angélica Paredes López

El joven Ingeniero en Telecomunicaciones Dalexi González Madruga se convirtió en una pieza clave en la estrategia de los enemigos de la Revolución cubana, con el propósito de conformar redes informáticas ilegales, que no pudieran ser detectadas por las autoridades de la Isla.
Dalexi rememora el día que tocó a su puerta Robert Guerra, Agente de los Servicios Especiales de Estados Unidos para la guerra cibernética.
“Tocó a la puerta a través de otra persona conocida y se acerca proponiendo cosas aparentemente inofensivas, como intercambio de discos, programas, y así va avanzando poco a poco”, relata Dalexi en diálogo con Radio Rebelde.
Agente Raúl: Tomé la decisión de cualquier cubano patriota
Subraya que “lo hace con un perfil de navegar en Internet anónimamente, sin ser detectado”.
Pero, desde el primer momento, Dalexi tuvo percepción del riesgo. Sabía que la organización de este tipo de redes clandestinas de transmisión de datos, empleando la más moderna tecnología digital, pretende encubrir la subversión que desarrollan contra Cuba las Agencias Norteamericanas de Inteligencia.
“Estaban buscando instalar redes de conexión clandestinas, y me percaté no solo del riesgo que corría yo como persona, sino el riesgo para la población, para el país, si un plan de este tipo se llegara a efectuar”, advierte.
En opinión de Dalexi González Madruga, “no es casual que los métodos subversivos utilizados por los servicios secretos estadounidenses para tratar de desestabilizar a la Isla, ahora con el uso de las nuevas tecnologías de la información, las redes sociales e Internet, apunten precisamente hacia los más jóvenes”.
Pudo ganar miles de dólares por el montaje de esa red de espionaje, pero optó por el camino de impedir que se concretara este plan de guerra cibernética contra su país.
“Pienso que fue una decisión que debemos tomar todos, todo el que se sienta cubano, y todo el que se sienta patriota de un país cualquiera”, asegura el joven Ingeniero.
Las redes clandestinas y las conexiones ilegales a Internet son parte de un plan subversivo contra Cuba que ya la Agencia Central de Inteligencia ha aplicado en otras naciones del mundo.
Cuba tiene todo el derecho a defenderse de las agresiones subversivas alentadas por los servicios de inteligencia de Estados Unidos. La propuesta de crear una red informática ilegal es violatoria de todas las leyes internacionales que regulan el uso de las telecomunicaciones.
En el año 2011 el joven Dalexi González Madruga llenó de orgullo a su pueblo cuando se dio a conocer su identidad como el Agente Raúl de los Órganos de la Seguridad del Estado.